El viaje del agua

El pasado miércoles 25  tuvimos la oportunidad de adentrarnos en el diseño de las botellas de Alzola Basque Water, desde la poética y la historia de sus aguas hasta la fabricación de sus botellas entre otros muchos productos de packaging de vidrio de la mano de Vidrala. Garoa Gomez y Ander Aramburu, alumnos de la asignatura de Taller I nos cuentan su experiencia.

“El autobús hizo su primera parada en Alzola, barrio de Elgoibar en el que se encuentra el manantial. Aquí, Patxi Casal, director general de Alzola Basque Water, nos contó
todo lo relacionado con la empresa para ayudarnos en el diseño de la botella que vamos llevar a cabo en las próximas semanas. Resumiría las historias relatadas como imágenes claras y fascinantes de lo que ha sido el manantial en los pasados siglos, la labor que desempeña la empresa hoy día y lo que pretende ser de ahora en adelante.

En primer lugar, nos explicaron la historia del edificio y del manantial. Este último es fruto de una cadena de casualidades geológicas que provocan que surja agua en este lugar exacto. Es por esta razón que se construyó sobre el manantial un caserío en cuyos cimientos se apoya el edificio actual de la empresa. El caserío se reconvirtió más adelante, en 1801, en un balneario frecuentado por la clase alta europea, que pasaba unos días en el lugar para recibir tratamientos de agua que mejoraban considerablemente su salud. Es esta cultura del agua, la visión ancestral de percibir el agua como fuente de salud, la que reivindica y pretende recuperar la empresa hoy en día.

Tras esta contextualización, nos expusieron las claves de las principales campañas comerciales que ha llevado a cabo Alzola Basque Water en los últimos años. Todas ellas tienen en común un carácter local y modesto que pretende, sin embargo, tener un gran impacto en la sociedad y generar una gran riqueza en la zona. Las que más nos llamaron la atención fueron la colaboración de la empresa con la película “Ocho apellidos vascos”, la campaña de concienciación realizada para promover la investigación del cáncer, un concurso de moda en el que se buscaba la aplicación de los envases PET a las creaciones, y, finalmente, la asociación con el Athletic Club de Bilbao y el diseño de botellas de PET rojas que han sido ingeniosamente apodadas como ‘sangre de león’.

Finalmente, nos desvelaron el proceso de diseño que han llevado a cabo en la creación de sus diferentes botellas y gamas de productos, puesto que, aunque el producto más conocido de la empresa sea el agua, también producen cerveza. La primera cerveza con denominación de “cerveza de balneario“. Además, nos contaron los factores a tener en cuenta a la hora de realizar nuestro propio diseño como, por ejemplo, el tapón o el etiquetado de la botella.

Por último, la visita terminó en el manantial, donde además de visitar el antiguo balneario, pudimos probar de primera mano el agua recién salida del manantial que surge en Alzola. El agua que sale templada de manera natural, es fruto de las lluvias que al caer en la roca se filtran en ella y tarda 25 años en salir.

De vuelta en el autobús, nos dirigimos a Llodio con la curiosidad de qué nos encontraríamos en Vidrala, la segunda empresa a visitar. Vidrala se ubica en un colosal edificio en el que se producen 2 millones de botellas al día.

Vidrala se dedica al proceso integral de la producción de botellas y envases de vidrio. Tras la bienvenida de Aitor Peña, Marketing manager de Vidrala, en la que nos explicó la expansión de la empresa y sus ritmos de producción, nos vestimos con batas y gafas para visitar la planta de producción con Ricardo Zalba, Director de planta deLlodio de Vidrala, que nos mostró las diferentes técnicas de fabricación existentes. Desde el punto de vista del diseño, aprendimos que una parte del control de calidad de las botellas se realiza analizando su color. La visita a la planta fue sorprendente, puesto que tuvimos la oportunidad de ver los procesos automatizados y la diferente maquinaria que se emplea en una empresa así.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En definitiva, la visita a estas dos empresas ha sido muy interesante puesto que no sabíamos todo el trabajo que hay y la cantidad de ideas que puede llegar a haber dentro de una botella de agua o de vino. A lo largo de la tarde, pudimos ver todo el proceso de primera mano, desde que surge una idea factible, hasta que se materializa. Para terminar, nos gustaría destacar el contraste entre las dos empresas, ambas necesarias para la comercialización de un único producto.

Ahora, tras ver el trabajo y la ilusión que se esconde tras las botellas, ¡nos toca plasmarlo en nuestros proyectos!”

De parte del equipo de Tecnun Design nos gustaría agradecer especialmente a Patxi Casal ( Director gral. de Alzola) y Asier Zabarte (Communication manager de Alzola) por las historias, por su transparencia y habernos tratado con tanto mimo. Un millón de gracias también a Aitor Peña (Marketing manager de Vidrala) y Ricardo Zalba (Director de planta de Vidrala) por deshacerse en explicaciones y la atención exquisita que recibimos. Gracias también Garoa y Ander por compartir la experiencia con nosotros. Y por supuesto gracias a Carlos Alonso (profesor de la asignatura de Taller I y fundador y co-director de ADN Design) por haber hecho posible esta interesante visita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s